Un solo problema que tiene solución: Labio y paladar hendido

Millones de niños con labio y paladar hendido alrededor del mundo no reciben la atención que necesitan. La mayoría tiene dificultades para comer, hablar y respirar correctamente y a menudo enfrentan problemas para asistir a la escuela o conservar su trabajo.

¿Qué es el labio y paladar hendido?

  • 15

    bebés con labio y paladar hendido en Latinoamérica.

  • 4800

    pesos pueden cubrir el costo de la cirugía.

  • 45

    minutos pueden cambiar la vida de un niño para siempre.

Un objetivo: darle a cada niño la posibilidad de sonreír

Smile Train es una organización internacional con un modelo sustentable que ofrece capacitación, financiamiento y recursos para empoderar a médicos locales en más de 90 países en desarrollo para que puedan ofrecer cirugías 100% gratuitas y tratamientos integrales en sus propias comunidades.

Aprende más sobre nuestro modelo

Tratamientos Integral

Todos los niños con labio y/o paladar hendido necesitan más que sólo una cirugía – pueden necesitar también ortodoncia, ortopedia, terapia del lenguaje, terapia psicológica y/o apoyo nutricional.

Modelo Sustentable

Usamos el modelo “enséñale a un hombre a pescar” enfocándonos en capacitar a los médicos locales para que puedan realizar la cirugía necesaria y ofrecer tratamientos integrales en sus comunidades.

Nuestro Impacto

Cada cinco minutos y con el apoyo de Smile Train, un niño se somete a un tratamiento de labio y paladar hendido que le cambiará la vida con uno de los más de 2100 profesionales médicos capacitados de Smile Train.

Noticias e historias

Zindia y Joseyur Siguen Adelante

Nunca apuestes contra la voluntad de una madre de ver a su hijo sonreír.

Iván Vélez: "Brindamos experiencias de vida que permiten a nuestros pacientes vivir al máximo y cumplir sus sueños".

Iván Vélez has been the Smile Train Program Manager for South America since October 2020.

Sebastián: de nueve días de vida a bebé saludable

Después del parto de Pamela, las enfermeras le dijeron que a su hijo, Sebastián, solo le quedaban nueve días de vida. Estaba devastada. No sabía a dónde acudir. Luego fue referi...

Reciba las actualizaciones de Smile Train