Ahora Milagros tiene todo para brillar

Smile Train

 

Cuando nació Milagros, su hendidura le impedía alimentarse y su peso estaba peligrosamente bajo.

A sus padres les preocupaba no sólo superar ese desafío, sino también la posibilidad de enfrentar aún más problemas durante su infancia, ya que hospital tras hospital, se negaban a atender a la bebé por la falta de capacidad de pago de la familia. Hasta que descubrieron la Asociación PIEL, socio de Smile Train en Buenos Aires, y el panorama cambió por completo.

Hoy, Milagros es la reina de la pista de patinaje. Los donantes de Smile Train hicieron posible su transformación, dando apoyo a un modelo de atención sostenible e integral que le permitió acceder a cirugías, ortodoncia, terapia del habla y mucho más. Milagros sabe ahora que incluso cuando la vida comienza a tambalearse, ella cuenta con lo necesario para mantenerse estable, prosperar y perseguir sus sueños.

Reciba las actualizaciones de Smile Train

También le puede interesar…

Patient
Héctor Rivas y su esposa Karen habían estuvieron rezando por un hijo durante mucho tiempo...
Patient
En el 2017, compartimos la historia de Auner, un bebé con labio leporino que fue traído a...
Patient
Esta historia contiene referencias a intentos de autolesión y puede no ser adecuada para...