Félix No Necesitaba Suerte, Tenía a Smile Train y a GSK

Smile Train

"No se preocupe. Los médicos están listos para él". Aunque Noelia no sabía que Félix iba a nacer con fisura en el labio, estas palabras de su partera hicieron mucho para calmarla cuando lo vio por primera vez. En ese momento, reluciente con amor por el bebé perfecto que estaba ante ella, ella y su esposo solo sabían que iban a hacer todo lo que estuviera a su alcance para darle a su hijo el apoyo que necesitaba.

Después de tres días en la unidad neonatal, siguieron el consejo de sus médicos y trasladaron a Félix al Hospital Pediátrico Dr. Humberto J. Notti, socio de Smile Train, justo en su misma calle en Mendoza. Allí, se reunieron con un equipo de especialistas en fisura labio palatina, quienes también están dedicados a hacer todo lo posible para ayudar a Félix a conseguir los cuidados que necesitaba para prosperar.

Para un bebé con una fisura labio palatina, cada día sin tratamiento aumenta el riesgo de desnutrición, problemas del habla y la audición y otras complicaciones. Es por eso que, en 2018, GSK Consumer Healthcare inició una asociación de cinco años con Smile Train para proporcionar valiosos fondos, apoyo y experiencia para ayudar a aún más niños de todo el mundo, como Félix, a llevar vidas plenas y productivas.

Gracias a esta asociación, cuando la Dra. Silvia Torres del Hospital Notti conoció por primera vez a Félix, pudo hacer inmediatamente una prótesis especializada para iniciar el proceso de cierre de su paladar hendido antes de la cirugía y derivar a Noelia a un consejero de nutricional especialmente capacitado en el cuidado de la fisura. Y, ante la incredulidad de Noelia, le aseguró que, gracias a Smile Train y GSK, eso era y siempre sería 100% gratuito. "Cada vez que tenía que ponerle la prótesis o pegarla, le preguntaba a la doctora si teníamos que pagar algo, y ella siempre respondía que no necesitábamos hacerlo. Una vez, perdí la prótesis por accidente y pensé, “¿Dónde voy a conseguir dinero para pagarla?" Pero, como fue un accidente, le hicieron a Félix una prótesis nueva sin costo alguno. Fue un gran alivio."

Noelia fue diligente en el uso de cada una de las habilidades y herramientas que el personal del hospital le dio, manteniéndose pendiente la alimentación de Félix y colocando y limpiando sus prótesis todos los días.

Felix before SMile Train surgery

También dejó muy claro que, si alguien veía a Félix y tenía un problema con él, era solo eso, su problema. "Nunca me preocupé al salir con él a la calle; mi única preocupación era su salud", dijo. "No presto atención a lo que la gente podría decir. La sociedad te señala cuando eres diferente, creyendo que son mejores, pero son pobres de mente y corazón".

Sin embargo, todos sus meses de preparación y protección resultaron completamente insuficientes cuando por fin llegó el momento con el que había soñado por seis meses. "El día de la cirugía, estaba muy nerviosa; no podía dejar de llorar", contó.

"Cuando entramos en la sala pre quirúrgica, el anestesiólogo me dijo:" Tienes que decirle a Félix que va a estar bien, que esto es para su beneficio". Le sonreí a mi hijo con los ojos llenos de lágrimas y le dije: "Ve, Félix, te van a dar algo delicioso". Cuando se realizó la cirugía ...sentí que mi mente estaba en otro mundo. Cuando lo vi por primera vez después de la cirugía, no se parecía en nada a lo que había visto antes, pero a medida que pasaban los días, me calmé sabiendo que todo esto era por su propio bien".

Felix is thrown up into the air smiling

Después de su cirugía, el cirujano de Félix, el Dr. Jorge Carlos Benegas, le dio a Noelia una crema para que la colocara en su cicatriz quirúrgica todos los días hasta que sus puntos salieran y programó citas regulares de seguimiento. Ella ha seguido obedientemente sus consejos, y ahora es todo oídos a lo que su comunidad tiene que decir sobre su hijo. "Cuando amigos y familiares vieron a Félix después de la cirugía, quedaron asombrados por el gran trabajo que hicieron los médicos. ¡No podían creerlo! No notaron su cicatriz; me dijeron que era como si hubiera nacido sin la fisura en el labio".

Aunque los resultados iniciales son alentadores, el recorrido de Félix con su tratamiento apenas está comenzando. Actualmente está en terapia del lenguaje y necesitará más cirugías a medida que crezca, así como ortodoncia especializada para asegurar de que sus dientes crezcan derechos y que pueda lucir su sonrisa más brillante.

Felix smiles after his cleft lip surgery

"No tengo miedo de que Félix vaya a la escuela; sé que lo logrará", dijo Noelia. "Mi deseo para el futuro de Félix es que sea feliz, que no tenga miedo de ser quien es, que no sienta vergüenza por su labio fisurado. Tiene que amarse a sí mismo como es.

Felix held is his mothers arms

"Smile Train y sus colaboradores nos lo han dado todo. El trabajo que hacen con los niños es increíble, no solo aquí en Mendoza, sino en todo el mundo", agregó. "Gracias a ellos, nadie tiene que tener miedo de tener un hijo con fisura labio palatina. Todos los niños son igualmente preciosos. Un labio o paladar fisurado no hace que ningún niño sea diferente".

Usted puede brindar atención médica vital y comodidad a familias necesitadas. Done Ahora.

Reciba las actualizaciones de Smile Train

También le puede interesar…

Patient
Héctor Rivas y su esposa Karen habían estuvieron rezando por un hijo durante mucho tiempo...
Patient
En el 2017, compartimos la historia de Auner, un bebé con labio leporino que fue traído a...
Patient
Esta historia contiene referencias a intentos de autolesión y puede no ser adecuada para...