Miguel nació dos veces

Smile Train

Zulema y José pensaban que lo tenían todo planeado. Habían ahorrado y presupuestado cuidadosamente el dinero que ganaban en su pequeña tienda de comestibles en las afueras de Buenos Aires. Zulema quedó embarazada justo cuando la pareja estaba lista. Sus muchos ultrasonidos apuntaban hacia un parto seguro de un bebé perfectamente sano. Luego, cuando Miguel nació con dos separaciones en el labio superior, "todo mi mundo se desmoronó en pedazos", dijo José.

Miguel before cleft surgery

"Estaba en shock y lloré todo el día", recordó Zulema. "No recibía visitas; no contestaba a ninguna llamada. Mis familiares pedían fotos y yo me negaba a enviarlas. Estaba realmente angustiada porque nunca antes había visto nada como esto. No sabía a dónde ir, a qué hospital llevarlo... ni siquiera podía pensar en el futuro. Estaba ahí en el presente, con mi bebé.”

L to R: Jose, Miguel, Zulema

Afortunadamente, el personal del hospital pudo ayudar a calmar a la familia explicándoles los hechos. Les explicaron que Miguel tenía una diferencia de nacimiento común, y muy tratable, llamada labio y paladar hendido. Luego concretaron una cita para que la familia viera a un pediatra cercano una semana después de salir del hospital.

Zulema holding Miguel

Los días entre el alta del hospital de la familia y su cita con el pediatra fueron largos y tensos. Zulema lloraba cada vez que veía a su bebé y se negaba a salir de la casa. El personal del hospital le había enseñado a alimentar a Miguel con una jeringa, pero ahora estaba aterrorizada de tocar su sonda de alimentación para no ahogarlo de alguna manera. Pero su depresión no era tan fuerte como su amor por su hijo. Por su luz, anduvo a través de la niebla para darle el cuidado especial necesario para crecer sano y fuerte.

Cuando la familia finalmente acudió a su cita, no les gustó la atención que recibieron, por lo que intentaron con un médico distinto. Les reservó una cita para muchos meses en el futuro y Zulema sabía que ella y Miguel no podían esperar tanto tiempo.

Miguel at Asociación PIEL

Aunque Zulema había estado tratando de esconder a Miguel, no se pueden guardar secretos en un pueblo pequeño. Su mayor esperanza no provenía de un médico, sino de los clientes de su tienda. Una mujer vino a hablarle de su hija. También había nacido con labio y paladar hendido y luego recibió todo el tratamiento que necesitaba de forma totalmente gratuita en un lugar llamado Asociación PIEL en Buenos Aires. Otros llegaron con historias similares sobre familiares con fisuras labio palatinas que recibieron una excelente atención en PIEL de forma gratuita porque personas de todo el mundo hicieron donaciones a una organización llamada Smile Train.

Jose lifts Miguel at Asociación PIEL

Zulema y José estaban escépticos. Pero cuando escucharon la misma historia de demasiadas personas como para ponerla en duda, corrieron a Buenos Aires. Desde el momento en que cruzaron la puerta, Zulema se sintió "feliz, aliviada. Finalmente llegué al lugar correcto".

Miguel feeding with a special bottle for babies with clefts

El personal de PIEL evaluó rápidamente a Miguel y programó su primera cirugía de labio hendido para cuando cumpliera un poco más de cuatro meses de edad. Mientras tanto, le enseñaron a Zulema y José cómo alimentarlo con biberón y brindarle la atención que necesitaría después de la cirugía.

Zulema and Jose kiss Miguel after his cleft surgery

La familia estaba ansiosa el día de la cirugía, pero cuando Miguel salió del quirófano, "Sentí como si hubiera nacido de nuevo", dijo Zulema. "Mi hijo nació dos veces".”

Miguel reaches for clothespins

Aunque la primera cirugía de Miguel fue un largo camino para ayudarlo a sonreír, no fue suficiente. Su paladar hendido todavía dificultaba la alimentación y podía perjudicar permanentemente su habla si no se trataba mientras aún era un bebé. El equipo de PIEL pensó que estaría listo para ello en un año más o menos. No podían haber adivinado que ese año vendría la COVID-19.

Jose and Miguel sharing a moment together

En los meses sin precedentes que vinieron a continuación, Zulema y José hicieron todo lo posible para proteger a su hijo y brindarle el cuidado que necesitaba para el paladar hendido. Gracias a su constancia, Miguel se mantuvo sano y nunca faltó a una cita, ya fuera en persona o virtual. PIEL también fue diligente. El equipo siguió estrictamente todos los protocolos de seguridad y, con la ayuda de Smile Train, se pasaron rápidamente a la atención remota y se abasteció de todo el equipo de protección personal que necesitaban para ayudar a mantener a su personal, pacientes y familias seguros para cuando la atención en persona fuera la única opción. Una vez que llegó el momento de la cirugía de Miguel en febrero de 2021, ambos estaban listos y a la espera.

The family smiling together after Miguel's cleft surgery

Fue un éxito total.

Jose and Miguel

Hoy en día, Miguel está sano y creciendo, y su nueva sonrisa realmente lo ha cambiado todo para su familia. "Extrañamos su cara antes de la cirugía, honestamente", dijo José. "Te acostumbras a la cara que tenía al nacer".

Zulema está de acuerdo. "Me acostumbré a esa cara, y lo extraño. Lo extraño".

Close-up of Miguel smiling

Después de haber sentido el poder de la comunidad en su momento de necesidad, Zulema y José ahora están ansiosos por transmitir lo que han aprendido a otros que están en su misma situación. Y para agradecer.

Zulema holding Miguel

"Tienes que seguir luchando, buscando información sobre labio y paladar hendido. Y tienes que sentirte seguro con tu cirujano", dijo Zulema.

Jose and Zulema feed Miguel post-surgery

"Gracias, Smile Train. Gracias a ustedes, podemos disfrutar de nuestro hijo y él puede vivir una vida sana".

Una donación a Smile Train trae salud, esperanza y sonrisas a bebés y familias necesitadas en más de 70 países. Done Ahora.

Reciba las actualizaciones de Smile Train

También le puede interesar…

Patient
La madre de Eduardo sintió una sensación de pérdida cuando vio por primera vez su...
Patient
La ubicación lo es todo. Para muchos que viven en la Cordillera de los Andes, cuanto más...
Patient
Cuando Dani nació con Labio y Paladar Hendido, su familia sabía que le esperaba un camino...