RECORDANDO AL DR. IAN JACKSON, UNO DE LOS “PADRES FUNDADORES” DEL CUIDADO DEL LABIO Y PALADAR HENDIDO

Smile Train

Smile Train lamenta la pérdida del Dr. Ian Jackson, un hombre que vivió cada día de sus 85 años con energía, alegría y un profundo sentido vocación. Universalmente considerado como uno de los "padres fundadores" de la atención moderna del Labio y Paladar Hendido, también fue el presidente fundador de la Junta Asesora Médica (MAB) de Smile Train, nuestro panel rector de profesionales médicos líderes de todo el mundo.

Dr. Ian Jackson

El Dr. Jackson comenzó su carrera como cirujano plástico en Glasgow, Escocia, en 1969. En sus 10 años allí, descubrió su pasión por la cirugía craneomaxilofacial, particularmente el tratamiento del Labio y Paladar Hendido.

De Glasgow, se mudó con su familia a Minnesota, donde se desempeñó durante 10 años como profesor y director de cirugía plástica en Mayo Clinic. Después de una década allí, fue a Michigan, donde el Dr. Jackson se convirtió en Director del Instituto de Cirugía Reconstructiva Craneofacial y Jefe de Cirugía Plástica en el Hospital Providence en Southfield, en las afueras de Detroit. Pero esto es apenas una parte de una carrera que lo vio ganar numerosos premios prestigiosos, formar parte de los consejos editoriales de revistas médicas de todo el mundo y dar más de 500 conferencias en seis continentes, capacitando a tres generaciones de cirujanos a través de su técnica y ejemplo. De hecho, no es exagerado decir que escribió el libro sobre cirugía craneofacial, porque lo hizo: Local Flaps in Head and Neck Reconstruction de 1985, un texto fundamental que todavía se enseña en las escuelas de medicina de todo el mundo.

Sin embargo, a pesar de todos sus logros y viajes, nunca fue más feliz que cuando estaba en casa con su esposa, Marjorie, y sus cinco hijos. La historia por la que todos lo conocen, demuestra cuán inseparable era su devoción por sus pacientes del amor por sus propios hijos. A mediados de la década de 1980, un trabajador benéfico suizo en Perú conoció a un niño de dos años en un hospital mal equipado llamado David. La familia del niño lo había abandonado en medio de la selva tropical por una condición que lo dejó sin nariz ni mandíbula superior. El trabajador benéfico se acercó al Dr. Carlos Navarro, un cirujano craneofacial de renombre mundial en Perú y futuro socio de Smile Train, en busca de ayuda.

El médico sabía exactamente a quién necesitaba este niño. Lo llevó en avión a Glasgow, donde el Dr. Jackson inició una serie de extensas cirugías para rehacer el rostro de David. Los dos se acercaron tanto durante este tiempo que, una vez que se completaron las cirugías de David, los Jackson le dieron la bienvenida a su familia adoptándolo legalmente.

Fue este amor por su trabajo y sus pacientes lo que llevó al Dr. Jackson a Smile Train. Fue miembro de 43 sociedades médicas a lo largo de su carrera (y miembro honorario de 17 más), pero su papel como primer presidente y luego presidente emérito de la Junta Asesora Médica de Smile Train siempre ocupó un lugar especial en su corazón. Aquí, vio todo lo que amaba y a lo que había dedicado su vida: avanzar en la cirugía plástica, ayudar a las personas con hendiduras, educar a los cirujanos de todo el mundo, unirse para transformar las vidas de algunos de los niños más vulnerables del mundo.

Dr. Jackson mingles at a Smile Train event

Para su sucesor en el MAB, el Dr. Larry Hollier, el Dr. Jackson fue más que un modelo a seguir; fue el hombre que cambió su vida. "Esta pérdida es increíblemente personal", dice con emoción. “Siempre había planeado ser cirujano cardiovascular como mi padre hasta que me llamaron para ayudar en un caso que estaba realizando el Dr. Jackson. Tanto él como la operación me impresionaron tanto que volví con los otros técnicos y les dije que iba a ser cirujano plástico. Tantos años después, su personalidad contagiosa y magnetismo todavía están vivos en mi memoria... Hasta el día de hoy, considero que es el honor profesional de mi vida haberlo sucedido como presidente del MAB", finaliza.

Susannah Schaefer, presidenta y directora ejecutiva de Smile Train, está de acuerdo y dice: “Me uno a toda la familia de Smile Train para enviar todo mi amor y cariño a Marjorie, sus hijos y nietos. Aprendí mucho del Dr. Jackson y extrañaré profundamente su sabiduría, calidez y humor. Pero me consuela la idea de que vivirá para siempre a través de los miles y miles de niños que vivirán y sonreirán con más alegría gracias a él.

Reciba las actualizaciones de Smile Train

También le puede interesar…

Staff
Karla Rico es la nueva Program Manager de Smile Train México. Ella es la responsable del...
Staff
Camila Beni es Program Manager de Smile Train Brasil. En esta oportunidad, nos cuenta...
Patient
Hace veintiséis años, Montse nació con Labio y Paladar Hendido. La cirugía no estaba...