Una carta de Juan, un paciente chileno de 10 años.

Smile Train

Me llamo Juan. Soy de Isla de Maipo, Chile. Vivo con mi papá, mi mamá, mis perros y un conejo. Y nací con Fisura labio palatina.

Juan before cleft surgery

No recuerdo nada de mis primeros años. Todo lo que sé es que cuando era pequeño, mis padres encontraron la Fundación Gantz en Santiago, a donde he ido para recibir tratamiento gratuito gracias a Smile Train desde entonces. Cada vez que voy a la Fundación Gantz, mis padres me apoyan. Les agradezco por eso porque no es fácil llegar a tiempo para los chequeos. Tenemos que levantarnos a las seis de la mañana para conducir durante más de una hora en el tráfico y tener cuidado de no ser golpeados por otros autos.

Juan in the car

La Fundación Gantz me ha ayudado mucho. Primero, curaron la fisura de mi labio. Luego, con tratamiento de ortodoncia, lograron corregir mi mordida. Y después me realizarán una cirugía de mandíbula.

Hoy, cuando alguien me pregunta qué es la pequeña marca en mi labio, se lo digo. Nunca me ha molestado porque es tan pequeña que apenas se puede ver.

Juan riding his bike

En el pasado, los niños me acosaban en la escuela. Comencé a entrenar en taekwondo a la edad de cuatro años en un gimnasio al lado de mi jardín y era justo lo que necesitaba en ese momento. Aprender karate también me ha ayudado. Me dio más confianza: antes, los niños me golpeaban y ahora me respetan.

Una vez tuve un amigo que en realidad no lo era, porque siempre me pegaba. Seguí siendo amigo de él porque tenía miedo de estar solo, pero en realidad no era mi amigo. Ahora, en karate, he hecho varios amigos con los que me llevo bien aunque no tienen mi edad. Una vez, cuando estaba en un ring, otros niños me molestaron y ellos me defendieron.

Juan with throphy

No les cuento mucho a mis amigos sobre mis logros, pero cuando entran a mi habitación, se sorprenden con los trofeos que tengo. Entonces les cuento mi historia.

Me agradan los médicos que me tratan y tengo una doctora que es mi favorita, me conoce desde que nací. También me agrada el médico que realiza mi tratamiento de ortodoncia. Tengo una placa en la boca para mi ortodoncia. Solía dejarme un mal sabor de boca cada vez que me la quitaba, y el médico logró que ya no sintiera esa sensación. No sé cómo lo hizo. Es impresionante.

Juan swimming

Una vez conocimos a una familia en Gantz que había olvidado un aparato de ortodoncia y la madre del paciente estaba muy triste. Como yo ya no tenía que usarlo, mi mamá le ofreció el mío y de esta manera, pudimos ayudar a una familia y hacerlos felices.

Como dije, ahora estoy haciendo un tratamiento de ortodoncia para tener buenos dientes. Noto el progreso en mis tratamientos, especialmente con los dientes que ahora están rectos. Creo que con todo el tratamiento que estoy haciendo tendré una hermosa sonrisa.

Juan laughs with mom

Para mi futuro deseo estar saludable porque ¿quién sabe qué podría pasar? Espero que el COVID termine pronto. La cuarentena es demasiado aburrida.

De mayor, me gustaría ir a la universidad y estudiar mecánica. También me gustaría ser camionero porque se les paga bien y me parece divertido conducir un camión cargado. También me gustaría tener hijos.

Quiero decirles a los profesionales de Gantz que sigan así porque su trabajo es súper bueno y ayudan a muchas personas que lo necesitan.

A alguien que está empezando con la ortodoncia le diría que no tenga miedo, que no pasará nada malo. A veces puede doler un poco, pero al final, tendrán dientes súper bonitos.

Juan laughs with mom

También quiero agradecer a mis padres por toda la ayuda que me han brindado a lo largo de mi tratamiento. Gracias a todo lo que hacen por mí, soy un niño feliz.

Ayude a avanzar el trabajo de Smile Train que salva vidas en todo el mundo. Done ahora.

Reciba las actualizaciones de Smile Train

También le puede interesar…

Patient
Javier Anzo puede parecer un hombre promedio. Vive en la Ciudad de México con su esposa,...
Patient
Fidel vive en el campo de Panamá, a cuatro horas a pie de la ciudad más cercana.
Patient
Cuando Rosa estaba embarazada de su tercer bebé, supo desde el primer día que este sería...